El proceso de creación de la base de datos

El trabajo en esta base de datos ha sido todo un proceso de descubrimiento y aprendizaje sobre las Islas Filipinas y sobre la literatura filipina en español.

Lo primero que hicimos fue recopilar datos de libros en español publicados en Filipinas. Para esto utilizamos Zotero, que permite guardar entradas de libros directamente desde los catálogos de las bibliotecas que examinamos a la caza de libros filipinos: el de la Biblioteca Nacional de Filipinas, el catálogo de la Filipinas Heritage Library, el de la Universidad de Santo Tomás de Manila, el de la Universidad Ateneo de Manila, el del Centro Teológico de los agustinos de Valladolid, y Worldcat. Los libros que guardaba eran libros literarios: novelas, colecciones de poemas, memorias de viajes, etc. publicados entre 1872 y 1973. Al acabar de explorar los catalogos pudimos encontrar cientos de libros en lengua castellana publicados en diversas ciudades de las Islas Filipinas.

Durante el proceso, hemos sido conscientes de la absoluta preminencia de Noli Me Tangere y El Filibusterismo, las novelas de Jose Rizal sobre el resto de obras filipinas en el sentido de su omnipresencia que contrasta bruscamente con la dificultad de encontrar otros libros. Estas dos obras son las que aparecían en todos los catálogos en varias ediciones. La intuición de la importancia se confirmó después, cuando tuvo lugar el simposio internacional de literatura filipina en español en la Universidad de Amberes, donde varias de las ponencias trataban sobre ellas. En el mismo simposio fue donde el trabajo tuvo sentido: encontré un contexto para los autores que resaltaron en el proceso de recopilación de información, como Jesús Balmori o Isabelo de los Reyes.

En la parte derecha se puede ver el programa ‘Zotero’ donde se han recopilado los libros con la información necesaria. En la parte izquierda se puede observar la base de datos Heurist donde se crean entradas (de personas, libros, ediciones, etc) para relacionarlas las unas con las otras.

Al tener todos los libros en Zotero, el siguiente paso fue introducirlos en una base de datos construida en Heurist. Primero, creé entradas para los libros y los autores. Después creé para cada libro una (o más) entradas que incluían la información sobre ediciones, donde aparecía el año de publicación, las imprentas y el nombre de traductores, prologuistas y editores. Sobre los autores incluimos información, cuando estaba disponible, sobre los periódicos en los que habían trabajado y los premios que habían ganado.

La entrada en Heurist de la edición de 1929 de “Cantos del Tropico” de Manuel Bernabé.

Después de haber creado entradas para todos los datos que habíamos recopilado era necesario añadir enlaces a las ediciones que se pueden encontrar en internet e imágenes de los autores y las portadas de las ediciones de los libros. Estos fueron los últimos pasos necesarios para tener toda la información completa en la base de datos de Heurist. Afortunadamente hay muchas ediciones que se pueden visualizar online, sobre todo en la página de la Biblioteca Nacional Española, en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, en la Biblioteca Virtual de la AECID, en la biblioteca de la Universidad de Michigan, en la de UST y en Archive.org. Estas son ediciones originales que están escaneadas para que todos los que estén interesados las puedan visualizar.

Creo que expandido mucho mi conocimiento gracias a este trabajo. No solo he aprendido como trabajar con programas como Zotero y Heurist, sino que también he descubierto algo más sobre Filipinas y su cultura, literatura e historia. Nunca antes había pensado que hubiera personas que se dedicaban a estudiar la literatura filipina en español, pero ahora puedo entender el porqué. La literatura filipina en español es algo imprescindible para poder entender la historia, la cultura y la sociedad de Las Islas Filipinas, no solo entre 1872 y 1973, sino también en la actualidad.

Georgiana Negrutiu.

Simposio internacional de Literatura filipina en español

Póster del Simposio Internacional “Literatura filipina en español en el contexto de los Estudios hispanoasiáticos”

El pasado diciembre tuvo lugar en la Universidad de Amberes el simposio internacional “La literatura filipina en español en el contexto de los estudios hispanoasiáticos”. El encuentro contó con investigadores de universidades de Filipinas, México, Estados Unidos, España, Francia, Holanda y Bélgica que se reunieron para dialogar sobre la dimensión internacional de la literatura filipina, especialmente la literatura filipina en español. Los asistentes fueron saludados el primer día por el Rector de la Universidad de Amberes Herman Van Goethem y por el Director de Cultura del Instituto Cervantes Martín López-Vega.

Inauguración de la exposición sobre la fotografía de Juan Mencarini por parte de Xavier Ortells-Nicolau (UOC) en la Biblioteca de la Universidad de Amberes.

Algunas ponencias trataron sobre la literatura española sobre Filipinas y otras sobre España en la literatura filipina. Se pueden ver los resúmenes de todas las ponencias aquí. En el contexto del simposio, tuvieron lugar además dos eventos especialmente significados: el día 3 de diciembre Xavier Ortells-Nicolau, del grupo ALTER de la Universitat Oberta de Catalunya inauguró una exposición de fotografías de Juan Mencarini que se mantuvo durante tres semanas en la biblioteca del campus central de la Universidad. Juan Mencarini es un pionero de la globalización, un español nacido en Alejandría que comienza su andadura laboral en Filipinas y la continúa en China y que publica libros y artículos sobre ambos países.

El Señor Embajador de Filipinas en el Reino de Bélgica, Don José A. de Vega, se dirige al público en la sesión organizada por el Centro de Estudios Mexicanos.

El 4 de diciembre se organizó una sesión especial sobre las relaciones entre México y Filipinas. El evento fue organizado por el Centro de Estudios Mexicanos de la Universidad de Amberes. En él Paula C. Park de Wesleyan University, presentó un panorama general sobre las relaciones entre ambos países. El Embajador de Filipinas en Bélgica, D. José A. de Vega, se dirigió acto seguido al público hablando sobre sus experiencias como Embajador de Filipinas en México. Finalmente, un grupo de estudiantes leyeron textos filipinos sobre México y mexicanos sobre Filipinas que fueron comentados por algunos de los investigadores presentes.

La clausura estuvo a cargo del decano de la Facultad de Artes de la Universidad de Amberes, el Profesor Luc Duerloo, que luciendo un barong tagalog se dirigió a los asistentes en inglés, español y tagalo y mostró copias de los expedientes de inmigración de José Rizal en Bélgica (!).

Presentaciones en una de las sesiones.

El Simposio, que fue coorganizado por la Université Clermont-Auvergne de Francia y el Departamento de Literatura de la Universiteit Antwerpen, fue dirigido por Rocío Ortuño, Axel Gasquet y Rita De Maeseneer y estuvo subvencionado por el Departamento de Literatura de la Universidad de Amberes, el Dienstverlening de esta misma universidad, el BOF KP Philippines at the Crossroads, la Université Clermont-Auvergne, el IHRIM, el Instituto Cervantes, el Centro de Estudios Mexicanos y la Asociación Beta de Jóvenes Doctores en Hispanismo.

Participantes tras la clausura con el Decano de la Facultad de Artes de la Universidad de Amberes, el Profesor Luc Duerloo